Cartelera

Los descendientes

Recomendada
Formato:
Título Original: The descendants
País: Estados Unidos
Año: 2011
Género: Drama
Duración: 1h55'
Calificación: Todo público
Dirección: Alexander Payne
Protagonistas: George Clooney - Judy Greer
Elenco: Matthew Lillard - Shailene Woodley - Beau Bridges - Robert Forster

La nueva película de Alexander Payne (Las confesiones del Sr. Schmidt, Entre copas) está protagonizada por George Clooney en el papel de Matt King, un terrateniente que vive en Hawaii. Tras un accidente acuático que deja a su esposa en coma, Matt debe hacerse cargo de sus dos hijas, con las que no tiene una relación muy cercana, mientras se acerca el momento de tomar una drástica decisión.

En los siguientes canales
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Hay un humor asordinado debajo del drama de Matt King (sentida labor de George Clooney), tanto que se trata de la película más seria del director Alexander Payne hasta el momento, lo que no quiere decir la menos optimista.

Bienvenidos al paraíso

Lo dice Matt King en el comienzo mismo de la película: "Mis amigos piensan que porque vivo en Hawaii, vivo en el paraíso. Como en una vacación permanente: todo el día bebiendo mai tais, sacudiendo las caderas y atrapando olas. ¿Están locos?" Y lo cierto es que la vida de Matt King se parece poco al paraíso, a excepción del paisaje y el clima, claro. Desde hace 23 días trabaja desde la habitación de hospital en la que su esposa Elizabeth yace en coma tras un accidente acuático, teniendo que hacerse cargo de sus dos hijas (Scottie de 10 y Alex de 17) para las que él no es, precisamente, un padre modelo. La verdad es que Matt se esfuerza, pero no sabe cómo hacerlo.

Como si todo esto fuera poco, tiene la responsabilidad de decidir sobre la millonaria venta de una de las últimas tierras vírgenes que quedan en la costa, que ha sido propiedad de su familia desde la segunda mitad del siglo XIX. Matt es descendiente del matrimonio entre una princesa del lugar y el hijo de unos misioneros de tierra firme, y de algún modo siente que su decisión va a afectar para siempre no sólo el medio ambiente de la zona sino la herencia de sus antepasados y probablemente su propia herencia, el legado que dejará a sus hijas. Se supone que en los días que siguen, mientras Matt enfrenta a familiares y amigos sobre el destino de Elizabeth y el de sus tierras al tiempo que intenta reconectar con sus hijas, se dará cuenta de que tiene mucho más para dejarles a ellas que unos títulos de propiedad.

Por suerte resulta fácil conectar con los conflictos emocionales de un padre de familia, y más si lo interpreta George Cooney en una de sus más sentidas actuaciones; de lo contrario sería complicado tener demasiada empatía con un terrateniente que vive en Hawaii, por más que no se trate precisamente del paraíso. La habilidad del director y co-guionista Alexander Payne (trabajando aquí sobre una novela de Kaui Hart Hemmings) consiste en humanizar al personaje a medida que sale en busca de respuestas, sobre todo en relación al vínculo extramarital que su esposa mantenía en el momento del accidente. Y también a través del vínculo con sus extremadamente precoces hijas, especialmente Alex, interpretada con sorprendente lucidez por la jovencísima Shailene Woodley.

Después de la maravillosa Entre copas (2004), Payne se tomó siete años para emprender otro largometraje (en el medio hizo un episodio del film colectivo Paris je t'aime y el piloto de la serie Hung). Y si bien Los descendientes no es su mejor trabajo, sí lo confirma como uno de los más interesantes e inteligentes observadores de conductas del cine norteamericano reciente, un tipo con una sensibilidad especial para retratar personajes complejos, imperfectos, emocionalmente vulnerables (ver sino el viudo Sr. Schmidt, el escritor Miles de Entre copas, o la solitaria turista estadounidense en París). Hay un humor asordinado debajo del drama de Matt King, tanto que se trata de la película más seria del director hasta el momento, lo que no quiere decir la menos optimista. No será el paraíso, pero siempre hay algo de esperanza para los personajes de Alexander Payne, se encuentren donde se encuentren.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/5854