Cartelera

Super 8

Formato:
Título Original: Super 8
País: Estados Unidos
Año: 2011
Género: Ciencia ficción-Drama
Duración: 1h52'
Calificación: Todo público
Dirección: J.J. Abrams
Protagonistas: Kyle Chandler - Joel Courtney
Elenco: Elle Fanning - Gabriel Basso - Noah Emmerich - Ron Eldard

Esta nueva aventura del director J.J. Abrams (Star Trek, la serie Lost) se ambienta en el verano de 1979 en un pequeño pueblo de Ohio. Joe Lamb (Joel Courtney) es un adolescente que ha perdido a su madre en un accidente y que vive con su padre policía (Kyle Chandler). Mientras filma una película de zombis en Super 8 con sus amigos, Joe observa cómo una camioneta se estrella contra un tren de carga, provocando su descarrilamiento y un terrible accidente. A partir de ese momento cosas extrañas e inexplicables comienzan a suceder en el pueblo…

En los siguientes canales
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Verdadero homenaje al cine de Spielberg, Super 8 empieza siendo E.T. (o al menos una digna heredera) y termina como La guerra de los mundos, donde lo espectacular y la resolución fácil toman la delantera. Aún así, un buen entretenimiento.

La matinée

O dos potencias se saludan. O al maestro con cariño. O gracias Steven por todo lo que nos diste. Esta reseña se podría haber titulado de muchas maneras, como cualquier otra, pero la tentación de mencionar el explícito homenaje que esta película rinde al cine de Steven Spielberg era muy grande. El primer contacto de J.J. Abrams con el director de Encuentros cercanos del tercer tipo, a quien admiraba, se realizó gracias a un artículo en el que Abrams y un grupo de amigos eran tildados de "imberbes talentos del Super 8", o algo así. Eran los años 80, y Spielberg los contactó - a través de su entonces productora, Kathleen Kennedy - y les propuso editar una serie de películas en Super 8 que el cineasta había filmado en su temprana juventud. Abrams y sus amigos (entre los que estaba el también director Matt Reeves, que después haría Cloverfield) también hicieron sus primeras películas, lejos de la industria y de forma casera, en Super 8.

Esta película homónima es un homenaje a aquellos tiempos y a aquellos primeros sueños filmados, ya fuera por Spielberg en los 50 y 60 o por Abrams en los 70 y 80. Las pasiones adolescentes no cambian demasiado según las décadas. Y menos cuando la pasión es hacer cine y divertirse en el proceso. Mucho después de aquel encargo fílmico, Abrams se convertiría en el exitoso productor de las series Felicity, Alias, Lost y Alcatraz, entre otras, y en director de las superproducciones Misión Imposible III (2006), Star Trek (2009) y esta Super 8, que lo reúne finalmente con su mentor y referente, que ejerce como productor. Un dato significativo es que la acción se ambienta en un pueblo de Ohio, estado en el que nació Spielberg en 1946.

De esta manera, Super 8 resulta todo un homenaje al cine de Spielberg que Abrams creció mirando en salas de cine y después, probablemente, en gastados VHS. Sobre todo a Encuentros cercanos del tercer tipo (1977) y E.T., el extraterrestre (1982), aunque también hay citas a Tiburón (1975), Jurassic Park (1993), Inteligencia Artificial (2001) y La guerra de los mundos (2005), entre otras. Un verdadero repertorio de constantes en la filmografía de Spielberg, incluyendo un ambiente suburbano casi rural, familias disfuncionales con progenitores ausentes, complicidad infantil versus rigidez adulta, una amenaza exterior o extraña que tarda en visualizarse y, sobre todo, un evento absolutamente extraordinario que viene a interrumpir la rutinaria calma de un entorno familiar y apacible.

A todo esto se agrega el mismo espíritu de matinée que alimentaba aquellas primeras películas de Spielberg (y muchas otras posteriores, como la saga de Indiana Jones o Las aventuras de Tintín) y cierta nostalgia por una época más inocente, menos "tecnologizada", que para quienes éramos niños y/o adolescentes hacia fines de los 70 o primeros años 80 va a resultar plenamente reconocible. Abrams aprendió la lección, y dosificó hábilmente la emoción con el sentido del humor y el mismo espíritu de aventura que movía al pequeño Elliot y sus amigos, mientras intentaban esconder y finalmente salvar del mundo adulto a aquella criatura de otro planeta que decía "teléfono, casa".

Lamentablemente Super 8 empieza siendo E.T. (o al menos una digna heredera de ese mismo espíritu) y termina como La guerra de los mundos, donde lo espectacular y la resolución fácil y sensiblera toman la delantera. El despliegue de efectos visuales es generoso (demasiado, quizás), pero uno se queda con los momentos más intimistas, más inocentes y más reconocibles, como la filmación de una casera película de zombis con los amigos o la progresiva atracción que se genera entre dos chicos marcados por la pérdida. Hay que decir que el debutante Joel Courtney es todo un hallazgo, y una de las razones por las que la película termina siendo mucho más compradora de lo que pudo haber sido.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/5676