Cartelera

Capitán América: el primer vengador

Recomendada
Formato:
Título Original: Captain America: The First Avenger
País: Estados Unidos
Año: 2011
Género: Acción-Aventura
Duración: 2h05'
Calificación: +9 años
Dirección: Joe Johnston
Protagonistas: Chris Evans - Tommy Lee Jones
Elenco: Hugo Weaving - Hayley Atwell - Dominic Cooper - Neal McDonough

Es 1941 y el mundo está hecho trizas por la guerra. Luego de intentar repetidamente alistarse en el ejército para luchar junto a las Fuerzas Aliadas, el debilucho Steve Rogers (Chris Evans) es aceptado para formar parte de un programa experimental que lo convierte en un súper soldado conocido como Capitán América. Bajo el mando del Coronel Chester Phillips (Tommy Lee Jones), este héroe de Marvel luchará contra la malvada organización Hydra, una secreta división científica nazi dirigida por el cruel villano Cráneo Rojo (Hugo Weaving).

En los siguientes canales
Domingo 20 de Abril   |  15:35
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: En una época en que aparecen películas de superhéroes debajo de cada piedra, encontrarse con algo tan entretenido - y que no pide ser tomado demasiado en serio - es toda una sorpresa.

El héroe improbable

A pesar de ser uno de los superhéroes más conocidos e importantes de la factoría Marvel (y uno de los primeros, creado en 1941 por los historietistas Joe Simon y Jack Kirby), el Capitán América no goza de la misma popularidad en todo el mundo. De hecho, otros superhéroes más tardíos y menos paradigmáticos de la compañía (como Hulk, los X-Men, Los Cuatro Fantásticos o el Hombre Araña) ocupan un lugar mucho más arraigado en el imaginario popular y tienen muchos más seguidores. Tal vez algo tenga que ver en esto la asociación inevitable entre el personaje y todo lo que representa, desde su nombre (se sabe que para los estadounidenses "América" quiere decir "Estados Unidos") hasta su vestimenta (un traje rojo, azul y blanco con barras y estrellas, como la bandera de su país, coronado en la cabeza por dos alitas de águila).

Surgido como súper soldado de un programa del ejército norteamericano con el fin de ganar la guerra contra los nazis, rápidamente se convertiría en un elemento de propaganda obvio en plena Segunda Guerra Mundial. Esto mismo motivó la caída de su popularidad tras el fin del conflicto, algo que intentó ser contrarrestado en los años 50 reciclándolo como héroe anti-comunista en tiempos de la Guerra Fría. Fue posteriormente rescatado del olvido en Los Vengadores (1964), lo cual nos remite un poco a la génesis de esta adaptación cinematográfica, que al igual que Iron Man 2 (2010) y Thor (2011) sirve de algún modo como parte de una campaña de expectativa para el estreno de Los Vengadores, que los reunirá junto a otros personajes de Marvel (como Bruce Banner/Hulk) en mayo de 2012.

Sin embargo, hay que decir que Capitán América: el primer vengador funciona a la perfección como una película en sí misma, aún cuando uno no esté esperando con particular ansiedad ese evento cinematográfico que Marvel lanzará el año que viene. Y una película altamente entretenida, hay que agregar. Para empezar, esta adaptación a cargo de los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely suaviza un poco (aunque no elimina) las connotaciones patrióticas del personaje, que claramente no es un fanático militarista sino un héroe humano decidido a luchar por la justicia y la paz mundial. Hay incluso cierta burla (o al menos una inteligente parodia) a los intentos del gobierno de convertir al protagonista en un elemento de propaganda bélica (algo parecido a lo que hacía Clint Eastwood, en tono más serio y más crítico, con los ex combatientes de Iwo Jima en La conquista del honor). Toda esta primera mitad de la película, en la que asistimos a la fabricación de un héroe improbable, es por lejos lo más disfrutable.

Hay dos o tres aspectos claves que contribuyen a esto. El hecho de que Steve Rogers sea un flacucho de baja estatura, con varias desventajas físicas pero gran determinación, lo convierte en alguien con quien el espectador puede identificarse y simpatizar fácilmente. Chris Evans es un Capitán América perfecto, tanto en su etapa de flacucho (empequeñecido de manera asombrosa gracias a los efectos visuales) como en su transformación en héroe (la primera secuencia de acción, tras su salida del laboratorio, es sencillamente notable). Evans (quien ya había sido un superhéroe Marvel en su encarnación de la Antorcha Humana de Los Cuatro Fantásticos) tiene todo para ser el típico yanqui arrogante, pero su aproximación al personaje es humana y querible.

Finalmente, el tratamiento que le otorga al asunto el director Joe Johnston (Jumanji, Cielo de octubre, Jurassic Park III) es, además de visualmente atractivo, sumamente ágil (no porque la película luzca como un clip explosivo a 180 kilómetros por hora, como todo el cine de acción de hoy en día a lo Michael Bay, sino porque la narración fluye sin distracciones). Hay, al mismo tiempo, cierta "nostalgia de matinée" (claramente influida por la estética de la época en que se ambienta la película) que hasta se da el gusto de incluir un número coreografiado a la manera de los viejos musicales de Busby Berkeley. Este aspecto ligeramente demodé, que no contradice para nada (o eso se espera) el gusto de las nuevas generaciones, empapa al asunto de un disfrute particular que remite a otro antecedente del director: Rocketeer (1991), otra muy disfrutable película de aventuras sobre otro héroe improbable, igualmente ambientada en otros tiempos.

La segunda mitad de la película, ya con la acción trasladada al campo de batalla y con el inevitable enfrentamiento entre héroe y villano (un Cráneo Rojo sobreactuado en el tono justo por Hugo Weaving), luce más rutinaria aunque no menos efectiva. En una época en que aparecen películas de superhéroes debajo de cada piedra, encontrarse con algo tan entretenido - y que no pide ser tomado demasiado en serio - es toda una sorpresa.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/5587