Cartelera

Ajami

Recomendada
Formato:
Título Original: Ajami
País: Israel - Alemania
Año: 2009
Género: Drama-Thriller
Duración: 2h04'
Calificación: +12 años
Dirección: Scandar Copti -Yaron Shani
Protagonistas: Shahir Kabaha - Ibrahim Frege
Elenco: Fouad Habash - Yousef Sahwani - Ranin Karim

El barrio de Ajami, en Jaffa (Israel), es un crisol de culturas y diferentes puntos de vista entre judíos, musulmanes y cristianos. Una tensa convivencia que podría estallar en cualquier momento, como da cuenta esta película (nominada al Oscar como mejor film extranjero) a través de varios personajes: Nasri, un chico de 13 años que vive atemorizado; Omar, su hermano mayor, decidido a salvar a su familia de la venganza de una banda rival; Malek, un adolescente palestino que trabaja ilegalmente en Israel para pagar la operación de su madre; Binj, un palestino rico que sueña con casarse con su novia judía; y Dando, un policía israelí obsesionado con encontrar a su hermano desaparecido.

En los siguientes canales
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Una contundente ópera prima, narrada en forma fragmentaria a la manera de Amores Perros o Crash, que retrata con brutal honestidad la vida en un conflictivo vecindario de Jaffa. Estupendo elenco de actores no profesionales.

Relatos de vida y muerte

El modelo es conocido, es más o menos el mismo de Amores Perros (Alejandro González Iñárritu, 2000) o Crash (Paul Haggis, 2005): varias historias que se disparan a partir de un mismo evento trágico (más de uno en este caso), complementándose y aportando diversos puntos de vista sobre el mismo hecho. Pero la mirada, y sobre todo la convicción con que está narrada, son tan excepcionales que la propuesta luce fresca y renovadora. En los primeros minutos puede costar entender quién es quién y qué le sucede exactamente, pero a medida que progresa el relato (desordenado en el tiempo y compuesto por una introducción, cuatro capítulos y un epílogo) cada pieza cae en su lugar y el conjunto se entiende perfectamente.

Lo primero que sorprende es la seguridad que exhiben en la dirección los debutantes Scandar Copti y Yaron Shani (ambos israelíes aunque el primero es cristiano de origen árabe y el segundo judío), quienes también se encargaron del guión y del montaje. Con una cámara en mano ágil y nerviosa, retratan la tensa convivencia entre diferentes habitantes de Ajami (barrio mayormente pobre, multicultural y multiétnico de Jaffa, que a su vez forma parte de Tel Aviv) y la vida de sus habitantes con un realismo contundente, por momentos cercano al documental. Lo segundo que atrapa, a lo largo y ancho de los múltiples relatos e historias individuales, es un perfecto casting de actores no profesionales (uno de ellos es el propio co-director Copti, quien interpreta al malogrado Binj) que logran conmover en varios momentos.

Pero sobre todo lo que respira Ajami (que se hizo con bajísimo presupuesto de forma casi amateur, y llegó a ser candidata al Oscar como mejor película extranjera) es una brutal honestidad y sana modestia. A diferencia de lo que haría - sobre todo desde Babel para acá - el mexicano González Iñárritu, aquí no hay un regodeo gratuito y reiterado en el dolor y la desgracia de sus personajes, forzando encuentros y coincidencias con la intención de emitir un mensaje obvio (del tipo "todos somos iguales"). Lo que se presenta en Ajami es un micro universo repleto de conflictos y amenazas (como la droga, las tensiones raciales y religiosas y el delito), algunos más latentes que otros, que aumentan la sensación de inseguridad pero que al mismo tiempo son parte de la cotidianeidad de sus pobladores. Y eso es quizás lo más inquietante de una película como esta: no parece haber una solución a la vista.

Tampoco parece haber una intención de trazar, en esta colisión de historias, un resumen del prolongado conflicto árabe-israelí en Medio Oriente. Hay por supuesto referencias claras al mismo (el policía israelí Dando sospecha que su hermano desaparecido, que es soldado, pudo haber sido secuestrado por milicianos palestinos), pero sin intención de forzar una parábola política y mucho menos de disparar culpas para uno y otro lado. Si algo logra increíblemente Ajami es colocar al espectador en el lugar de cada uno de sus personajes protagónicos, en sus inquietudes, sus dilemas y sus agonías, cualquiera sea su nacionalidad, su religión o su posición moral. Y este es otro gran mérito de sus jóvenes realizadores.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/5486