Cartelera

Enterrado

Formato:
Título Original: Buried
País: España - Francia - Estados Unidos
Año: 2010
Género: Suspenso
Duración: 1h35'
Calificación: +15 años
Dirección: Rodrigo Cortés
Protagonistas: Ryan Reynolds

Paul Conroy (Ryan Reynolds), un contratista civil en Irak, despierta en un ataúd sin saber cómo llegó hasta allí. Solo sabe que está enterrado en algún lugar del desierto iraquí. Lo único que tiene a su alcance es un teléfono celular a punto de quedar sin batería y un encendedor, además de la voluntad de escapar  de esa situación. Pero el oxígeno escasea, y sólo dispondrá de 90 minutos para salvar su vida.

Enlace(s) relacionado(s)
Comentario de Cartelera.com.uy

La situación

Esta producción mayoritariamente española con estrella hollywoodense (como fue el caso de Los Otros, de Alejandro Amenábar, o El maquinista, con Christian Bale) es una nueva apuesta de género que se basa, ante todo, en una premisa formal (como sucedía de algún modo con la uruguaya La casa muda). El género, claro está, es el suspenso, y la premisa es cómo contar una historia de 90 minutos sin moverse (como el protagonista) de un cajón enterrado bajo la arena.

Es el año 2006, y Paul Conroy es un camionero que trabaja para una compañía que trabaja en la reconstrucción de Irak. Tras un incidente en que el convoy en que viajaba fue atacado por insurgentes, Paul despierta en el interior de un precario ataúd de madera enterrado en alguna parte del desierto iraquí. Con los pocos medios a su disposición (un celular con poca batería y un encendedor, en primer lugar) tratará de salvar su vida en medio del pánico, la incertidumbre y la desesperación que una situación como esta generaría en cualquier ser humano.

A diferencia del Aron Ralston de 127 horas, Paul tiene la considerable ventaja de que puede comunicarse con el mundo exterior. Es así que llega a interactuar varias veces con personas que, con mayor o menos voluntad y compromiso, intentarán ayudarle en su “situación” (todo el mundo se refiere al dilema de Paul de esa manera, algo que le molesta particularmente). Es probable que de otra manera el relato no se hubiese sostenido (si 127 lo hacía era porque Ralston establecía cierto diálogo consigo mismo y porque el director Danny Boyle incluía frecuentes flashbacks o secuencias oníricas en medio de la narración). El desafío de esta película es cómo sostener la atención del espectador exclusivamente dentro del cajón, junto a Paul, sin salir ni siquiera por un segundo.

Y hay que decir que el director Rodrigo Cortés y su equipo lo logran con bastante éxito. Con la complicidad del director de fotografía Eduard Grau y a través del montaje del propio Cortés, sacan el máximo provecho a las limitadas posibilidades de su reducido escenario, su único personaje y el tiempo “real” en que se cuenta todo (hay varios fundidos a negro que sugieren algunas elipsis temporales, pero bien podría suceder todo en los mismos 90 minutos corridos que dura la película). Lo que menos convence, como suele suceder en estos casos, es el guión; hay diálogos que no convencen o que caen en lugares comunes recurrentes, y alguna situación demasiado exagerada o inverosímil (como la de la culebra). Pero como ejercicio narrativo bastante claustrofóbico y moderadamente angustiante, tiene su atractivo.

Gran parte del resultado es mérito del actor Ryan Reynolds (Linterna Verde), quien sale adelante con un desafío tanto físico como emocional.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/1141